Regulación, prevención y salud para planificar el retorno

Regulación, prevención y salud para planificar el retorno

 

Los pasados 7 y 8 de mayo celebramos una nueva jornada online, organizada por Aedipe Catalunya, para abordar la planificación del retorno a los lugares de trabajo habituales antes del inicio del estado de alarma. Unas sesiones que fueron seguidas por más de 200 profesionales.

 

La primera sesión se centró en el análisis de la regulación, la prevención de riesgos laborales y la salud para poder tener protocolos de regreso adecuados.

El presidente de Aedipe Catalunya, Pere Ribes, abrió la primera jornada destacando la importancia de realizar una buena planificación del retorno a los espacios de trabajo, teniendo en cuenta las diferentes fases que irán pautando este retorno.

Antonio Benavides, abogado y Profesor de la Universidad Ramon Llull y la UOC, y ex inspector de Trabajo y Seguridad Social, enumeró los aspectos más relevantes del retorno desde el punto de vista legal, destacando que el punto de partida, en cada caso, variará según el grado de afectación que la actual situación haya provocado en la actividad de la empresa: nivel de actividad normal mantenido, cantidad de profesionales en teletrabajo, grado de suspensión o regulaciones de jornada …

Recordó que hay que tener en cuenta el alcance temporal de algunas de las normas generadas durante el estado de alarma y que, de momento, se mantienen en vigor, como el mantenimiento de la prioridad por el teletrabajo o las medidas de conciliación familiar con adaptaciones de jornada.

Otro tema que no podemos dejar de lado es el del registro de la jornada, que se ha mantenido completamente operativo, pero que ahora, además, habrá que adaptarse a las condiciones de prevención necesarias.

Desde el punto de vista de la Seguridad Social recordó que aquellas empresas que se han acogido a expedientes de regulación por fuerza mayor deben garantizar el mantenimiento del empleo durante 6 meses para acogerse a las ventajas ofrecidas.

Y por último, destacó que la salud laboral será uno de los principales puntos a tener en cuenta para establecer los protocolos que garanticen el retorno de las personas trabajadoras con garantías de seguridad.

Andreu Sánchez, Abogado y Director de Asesoría Jurídica de Aspy Prevención, destacó que al que se enfrentan las empresas no es un riesgo laboral, sino de salud pública, y que, por tanto, no hablamos de la legalidad ordinaria de prevención.

Desde el Ministerio de Sanidad han dado una serie de procedimientos de actuación de los servicios de protección frente a la Covidien que las empresas puedan adoptar las medidas sanitarias oportunas. [recopilació de documents per a la gestió de la PRL enfront el COVID-19]

Las empresas deberán evaluar el riesgo específico de exposición al coronavirus de sus trabajadores y adaptar las consignas generales a cada centro de trabajo.

Especial atención requieren las posibles responsabilidades que se generen por posibles exposiciones. Además, hay que tener en cuenta que todas las bajas por COVID se regulan como accidentes de trabajo a efectos prestacionales, pero si el contagio se produce en el centro de trabajo, considerado accidente de trabajo, esto puede tener incidencia futura en las revisiones por parte del INSS, ya las posibles reparaciones del daño, por lo que será importante revisar si los seguros que se tienen cubren tales eventualidades.

Finalmente valoró las decisiones hacia la toma de temperatura de los trabajadores y la realización de test, teniendo en cuenta la eficacia de estas acciones.

Dulce Puget, Directora de medicina del trabajo y enfermedades profesionales de la Dirección Sanitaria de Asepeyo, habló, desde el punto de vista de la salud, de la situación actual y de las pruebas diagnósticas y medidas básicas.

Explicó que estamos en la fase de la pandemia en que aún intentamos reducir el impacto sobre los servicios sanitarios, y repasó las principales causas de transmisión, remarcando que la que claramente está demostrada es la producida por las secreciones provenientes de vías respiratorias.

El período de incubación de la enfermedad, los síntomas más comunes y los perfiles de mayor vulnerabilidad son los aspectos que, según Puget, deben analizar las empresas, y valorar los riesgos particulares.

Continuando su turno de palabra, repasó los tipos de test que hay y las interpretaciones de los resultados que pueden dar, pero destacó que el test es una herramienta que nos puede ayudar, pero nunca debe ser el objetivo fundamental para decidir que hacemos con un trabajador desde el punto de vista de la prevención.

Finalmente, ante la premisa de que la COVID seguirá un tiempo con nosotros, apuntó como herramientas fundamentales para su control la higiene de manos, el distanciamiento, y la protección con mascarilla siempre que no se pueda mantener la distancia.

La primera parte de estas sesiones finalizó con la respuesta a algunas de las preguntas realizadas por los participantes, y recordando que al día siguiente se concretará la temática con la segunda sesión dedicada a las experiencias empresariales.

 

Compartir en:
FacebookTwitterLinkedInGoogle GmailOutlook.comGoogle+MeneamePrintFriendly

Dejar comentario

*

Empresas Asociadas Aedipe Catalunya
Banner Nos hacemos de Aedipe Catalunya
Informació Aedipe Catalunya