Tribuna de expertos: Salvador de Tudela

Tribuna de expertos: Salvador de Tudela

 

La revista Dirigir Personas, en su número 42, publica una serie de entrevistas a destacados profesionales para conocer brevemente los retos y tendencias de RRHH para 2021.

 

La pandemia que estamos viviendo ha estado afectando de forma directa a la gestión de RRHH acelerando aspectos que llevaban años avanzando (teletrabajo, digitalización, trabajo colaborativo…), pero también obligándonos a reformular la cultura empresarial definiendo nuevos valores y estrategias, a gestionar el cambio continuo, a convertirnos en auténticos socios estratégicos del negocio y a cuidar más nunca a nuestras personas.

Tenemos importantes retos por delante que se convierten en una gran oportunidad para los profesionales de la gestión de personas. Entre ellos, el aprovechamiento de la incertidumbre, la redefinición de la cultura corporativa, la flexibilización en sentido amplio, el desarrollo sostenible o la protección al empleado.

Por este motivo, hemos consultado a algunos de los grandes expertos de RRHH a nivel nacional e internacional.

 

 

Salvador de Tudela

Managing Partner hèdron HR

En su opinión, ¿cuáles serán los 3 principales retos a los que los departamentos de RR.HH. se tendrán que enfrentar en los próximos meses?

La primera prioridad a corto plazo va a ser el aprender a liderar a distancia. Para ello será esencial dedicarnos a enseñar aquellas cosas que por la simple presencia dábamos por supuesto. Me refiero a temas como el gestionar desde la distancia los contactos breves pero eficaces, recuperando aquello cuando decíamos “Ah… por cierto, ahora que nos vemos…”.

Como segunda prioridad, RR.HH. deberá fomentar la interacción de los equipos ya que ésta es crítica para temas como la creatividad y la eficiencia de las organizaciones.

En tercer lugar, en unos momentos donde la incertidumbre es grande y las reacciones que se requieren deben ser inmediatas, Recursos Humanos deberá orientar, asesorar y acompañar a las personas de la organización, en definitiva, “proteger” a los empleados con lo que todo ello significa.

¿Qué cambios experimentados por las empresas en 2020 han llegado para quedarse?

Sin duda el teletrabajo o trabajo a distancia, el uso de las herramientas colaborativas y la flexibilidad son elementos que ya forman parte del día a día de nuestras empresas.

Pero existe también un elemento que ha aflorado con fuerza, este es, la preocupación por la salud del empleado.

Lo que llamábamos gestión del absentismo, ahora pasa a ser la gestión de la salud global del empleado y esto implica ocuparnos y preocuparnos por los hábitos y espacios saludables.

El desarrollo de la empresa saludable y los planes de promoción de la salud en el trabajo pasan a ser una prioridad en las empresas.

¿Cómo cree que influirán estos cambios en la función de los departamentos de RR.HH. y su evolución?

Per descomptat RH no només ha de participar en aquests canvis, sinó que ha de liderar-los.

D’una banda, les àrees de gestió de l’talent han de ser més estratègiques, treballant amb l’objectiu de reforçar els valors compartits de l’organització, permetent que les empreses, tot i les turbulències, no perdin el seu propòsit.

Així mateix, la gestió de persones ha de posar el focus cap a l’experiència de l’empleat, centrant les seves accions en l’anàlisi de què els importa als treballadors, com se senten i com viuen el seu dia a dia.

Aquest concepte, crea una nova forma d’interaccionar, amb l’objectiu de la recerca de l’equilibri entre els aspectes de la vida més importants de la persona i l’organització.

Cómo líderes de la Gestión de Personas en nuestras organizaciones, ¿qué habilidades deberemos entrenar durante este año?

Como líderes de Gestión de Personas, sin dejar de ser empáticos y resolutivos, deberemos ser capaces de entender la actual complejidad y dominar las herramientas para la gestión de datos, que nos permitan la búsqueda de tendencias, patrones y correlaciones en el comportamiento humano, aprovechando el conjunto de oportunidades que se nos presentan con estos análisis y así tomar decisiones basadas en datos vinculados siempre a la estrategia de negocio.

Las nuevas organizaciones exigirán implantar y aprender a realizar procesos de evaluación poniendo el centro más en los resultados de equipo que en los resultados individuales y ello exigirá la elaboración e implementación de planes de comunicación muy potentes.

¿Y qué otras competencias deberemos buscar y entrenar en nuestros empleados?

El empleado deberá trabajar y dominar tres contextos: primero el de ejecución de tareas, definiendo bien los problemas con anticipación, objetividad y conocimiento. En segundo lugar, el trabajo con y a través de las personas con empatía y equidad; y en tercer lugar la evaluación y adaptación de uno mismo, todo ello a través de la adaptación y autoconocimiento.

Finalmente, no podremos olvidar, en tiempos como los actuales, la importancia de la gestión de la incertidumbre, enseñando a los equipos a salir de su zona de confort, rompiendo la estricta definición del puesto de trabajo y “enseñando a jugar en cualquier posición del campo”.

 

 

Compartir en:

Dejar comentario

*