¿Qué implica la nueva ley de la formación profesional en las empresas?

¿Qué implica la nueva ley de la formación profesional en las empresas?

El jueves 9 de julio celebrábamos en la Fundació Universitària del Bages, en Manresa, el seminario sobre la nueva ley de la formación profesional en las empresas.

Dirigido a los directivos y responsables de recursos humanos y de formación en las empresas, se trató la cuestión de la ley desde una perspectiva jurídica, primero, y de cuál sería su aplicación práctica, después.

Jesús Rubio, abogado del bufete Antràs Advocats Associats, habló sobre la ley en los siguientes términos:

  1. Financiación de la formación:

El origen de los fondos son las cuotas FP, los presupuestos SEPE y CC.AA., y el Fondo Social Europeo. La aplicación de estos fondos llega a través de bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social, subvenciones en régimen de concurrencia competitiva -‘xec formación ‘, y subvenciones directas.

2. Formación programada para las empresas:

Hay diferentes modalidades en la manera de llevar a cabo los planes formativos.

  • Por sí mismas y / o mediante contracción.
  • «Crédito formación» – grupos de empresas.
  • Participación de las empresas en la financiación:
    – Empresas de 1 a 9 trabajadores: 5%
    – Empresas de 10 a 49 trabajadores: 10%
    – Empresas de 50 a 249 trabajadores: 20%
    – Empresas de 25 o más trabajadores: 40%
  • Permiso de 20 horas anuales (art. 23.3 ET)

La empresa contratada para realizar la formación tiene las siguientes obligaciones:

  • Comunicar a la Administración el inicio y final de la acción formativa.
  • Contratar a la entidad de formación acreditada y / o inscrita en el Registro.
  • Informar a la empresa sobre la aplicación de bonificaciones.
  • Someterse al control de la Administración (auditorías).

Se concretan 3 tipos de formación: presencial, teleformación o mixta, que se pueden impartir por la propia empresa, las Administraciones Públicas y las Entidades de formación acreditadas y / o inscritas en el Registro. La subcontratación está prohibida.

La ley establece la existencia de una unidad especializada de la Inspección de Trabajo en materia de formación profesional para el trabajo.

Las novedades de la Ley de Infracciones y sanciones son, por un lado, la subcontratación de la organización o que imparta la formación, y, de otra, la responsabilidad solidaria en la colaboración para obtener subvenciones / bonificaciones, por simulación de contracción de formación, por falseamiento de documentación, y por subcontratación.

A continuación, Laura Ruiz H., Responsable Training Zona Este de España, de Randstad, habló de la nueva ley de la formación profesional a las empresas desde el punto de vista de la implementación.

La empresa que es un grupo de empresas, tanto si contrata la formación como si lo organiza con medios propios, tiene las siguientes obligaciones:

  • Adecuar la formación a las necesidades formativas de la empresa.
  • Asegurar el desarrollo satisfactorio de la formación.
  • Comunicar el inicio y final de la formación.
  • Garantizar el seguimiento, control y evaluación.

Cuando la empresa no es un grupo de empresas sino que es una sola, a la hora de contratar una entidad formativa acreditada y / o inscrita, tiene las mismas obligaciones anteriores y algunas más:

  • Facilitar la documentación e información para la correcta aplicación de las bonificaciones.
  • Someterse al seguimiento y control de la Administración.

La entidad formadora también tiene obligaciones:

  • Impartir según prescripciones y medios inscritos.
  • Facilitar y hacerse co-responsable del seguimiento, aprendizaje y evaluación de los alumnos.
  • Actualización de metodologías y herramientas.
  • Someterse a controles y auditorías de calidad realizadas por la Administración.
  • Mantener las exigencias técnico-pedagógicas detalladas en la inscripción.
  • Comunicar a la Administración cambios de titularidad o forma jurídica.
  • La entidad formadora no puede subcontratar a un tercero la organización o impartición de una formación, excepto personal docente.

Las infracciones por una mala praxis que se detecten por los mecanismos de control de la formación pueden ser:

  • Leves, por incumplimiento de obligaciones de carácter formal o documental.
  • Graves, por disfrute indebido de bonificaciones en la cuota.
  • Muy graves, por disfrute indebido, desviación de ayudas e incumplimiento de obligaciones.

La sanción por acción formativa y empresa en caso de tratarse de una infracción leve puede ir de 60 € a 625 €; si la infracción es grave puede ir de 626 € a € 6250; y si es muy grave de € 6.251 a € 187.515.

Compartir en:
FacebookTwitterLinkedInGoogle GmailOutlook.comGoogle+MeneamePrintFriendly

Dejar comentario

*

Empresas Asociadas Aedipe Catalunya
Banner Nos hacemos de Aedipe Catalunya
Informació Aedipe Catalunya