Mantener positivo el ánimo de los equipos es saludable y rentable

Mantener positivo el ánimo de los equipos es saludable y rentable

 

Con más de 440 inscripciones, la convocatoria de Aedipe con más interés del 2021, celebramos el pasado martes 23 de marzo el webinar «Mantener el ánimo de nuestros equipos en tiempos de turbulencias» organizado por Aedipe Catalunya con la colaboración de ‘MRC International people training.

 

 

Pere Ribes, Presidente de Aedipe Catalunya, abrió la jornada destacando la idoneidad de la temática elegida tras un último año en que tanto personas como empresas han tenido que adaptarse a una nueva realidad y donde el mantenimiento del pensamiento positivo se ha convertido en un elemento clave para superar los miedos, inquietudes e incertidumbres que se han generado con los muchos cambios que nos hemos visto obligados a asumir.

Manel Reyes, Socio Director de MRC International people training, inició su ponencia reflexionando sobre la posibilidad que tenemos de escoger con qué actitud queremos afrontar una circunstancia dada, independientemente de cómo sea de adversa.

Con este punto de partida, estructuró su ponencia destacando tres aspectos que nos deben llevar a elegir una actitud positiva:

La actitud positiva es saludable

La actitud positiva provoca la liberación de algunos neurotransmisor que son el lubricante de nuestro sistema nervioso haciendo que nuestro cerebro y el conjunto de nuestras sinapsis funcionen de una manera más eficaz. Dopamina, serotonina, endorfinas, oxitocina … se retroalimentan de una vida con hábitos saludables, estados de ánimo positivos y relaciones amigables.

La actitud positiva es rentable

Las personas positivas son más productivas, creativas y atrevidas que las personas negativas. El cerebro en modo positivo es más eficiente que cuando está negativo, neutro o estresado.

En un entorno de trabajo las personas positivas toman decisiones más precisas, son más tolerantes a las opiniones de los demás, se sienten bien rodeadas de otros individuos, tienen la autoestima más alta y confían más en sí mismas y en los demás.

En consecuencia, cometen menos errores, gestionan mejor el conflicto, trabajan mejor en equipo, no necesitan tanto recurrir a su estatus para reivindicar su credibilidad y se rinden menos ante las dificultades.

La actitud positiva es entrenable

El bienestar de las personas depende de tres factores: el carácter, que marca la manera de interpretar el propios eventos, las circunstancias, que provocan sensaciones entre el bienestar y el malestar, y la voluntad. Con este último incorporamos la capacidad de gestionar cada uno de los dos anteriores y, en consecuencia, la libertad de elegir la vivencia.

Finalmente, y basándose en que cualquier acto voluntario es susceptible de ser entrenado y convertido en un hábito, nos explicó algunas estrategias que permiten entrenar la actitud positiva:

– Reconocer los propios miedos e incertidumbres.
– Hacer aflorar las capacidades propias y también las de los demás.
– Transmitir serenidad y confianza.
– Pasar el filtro del momento.
– Valorar lo que tienes.
– Ocuparnos de lo que podemos controlar.

Para terminar la sesión, Manel Reyes respondió a las muchas preguntas que los asistentes fueron haciendo llegar durante su intervención.

 

 

Compartir en:
FacebookTwitterLinkedInGoogle GmailOutlook.comGoogle+MeneamePrintFriendly

Dejar comentario

*

Empresas Asociadas Aedipe Catalunya
Banner Nos hacemos de Aedipe Catalunya
Informació Aedipe Catalunya