Entrevista a Puri Pinilla, directora de RR.HH. de Ficosa en América del Norte

Entrevista a Puri Pinilla, directora de RR.HH. de Ficosa en América del Norte

 

La ciudad más poblada del estado de Michigan y la antigua capital mundial del motor. Detroit es eso y mucho más. También es, desde hace un año, la residencia de Puri Pinilla. Ella es la directora de RR.HH. de Ficosa en América del Norte y, por este motivo, conoce muy bien la realidad del sector en EE.UU. En esta entrevista, aprovechamos la ocasión para preguntarle sobre el resurgimiento de la industria automotriz y las peculiaridades de la función de los RR.HH. en la tierra de las oportunidades.

Signa: Berta Seijo.

Hace cuánto tiempo que trabaja como directora de RR.HH. en Estados Unidos? ¿Cómo surgió la oportunidad?

Como directora de RR.HH. en Ficosa hace ahora justamente un año que estoy. Pero ya hace tres que llegué a los EE.UU., en principio, por otro motivo: le ofrecieron una oportunidad laboral a mi marido y opté por impartir clases a distancia en la UPF y la UAB. Después, gracias al networking, el responsable de RR.HH. de Ficosa me contactó desde Barcelona porque estaban buscando un directivo para la oficina de EE.UU. Enseguida nos pusimos de acuerdo. Fue muy curioso, porque Ficosa es una compañía catalana y todo el mundo pensaba que yo venía como expatriada desde Barcelona, ​​y no era el caso.

Ficosa tiene su oficina técnica y de ventas en Detroit, ciudad que en su momento fue la capital del automóvil en EE.UU. pero que desde hace unos años pasa por una fuerte crisis de la industria automotriz. Como se ven las cosas desde allí?

Recuerdo que cuando hace tres años vinimos hacia Detroit, la primera reacción de nuestros familiares y amigos fue de sorpresa porque para ellos era «la decadencia pura». Y cuando vives y trabajas aquí, las cosas son muy diferentes. Porque Detroit era y sigue siendo el centro del motor. Es decir, cualquier compañía del sector de la automoción tiene su oficina en esta ciudad, porque es donde se encuentran General Motors, Chrysler y Ford, los tres grandes del motor en el ámbito mundial.

Obviamente, cuando cayó la economía, esta área fue la más afectada. Todavía se ve el sufrimiento, pero la recuperación ha sido espectacular y eso se percibe cada día. Para que te hagas una idea: el paro en el sector del motor está por debajo del 2% en estados como Kentucky y del 3% en Detroit. Parece que volvemos a los años previos a la crisis y, de hecho, si realmente quieres tener acceso al talento, tienes que luchar por él.

Una realidad bastante diferente de la que divulgan los medios europeos …

Efectivamente. Nosotros, por ejemplo, sólo en un año hemos sumado 25 personas, entre ingenieros y personal de venta, en la oficina técnica. Y somos una empresa pequeña en comparación con otros que tenemos al lado … Y es que absolutamente todas estamos en un momento de crecimiento que va encaminado hacia las nuevas tecnologías, hacia la nueva concepción del automóvil.

También le tengo que preguntar, casi de manera obligatoria, como recibió la noticia de la victoria de Donald Trump.

Precisamente estuve colaborando desde la perspectiva feminista en la campaña a favor de Hillary Clinton. Entonces, como mucha otra gente, viví con estupefacción y sorpresa lo que pasó al final. Especialmente en Michigan, un swing state que los últimos años había sido demócrata y que todo el mundo apostaba que continuaría en esta línea.

Por otra parte, desde la perspectiva profesional y ya como inmigrante, recibí la noticia con mucho temor. Lo primero que pensé es que el mundo se había vuelto loco por el hecho de apoyar una persona como él, con todo lo que representa. Además, como que la nuestra es una empresa que se caracteriza por la diversidad, también vinieron muchos trabajadores a RR.HH. angustiados y poniendo sobre la mesa el miedo a lo que podría pasar con su futuro. Porque este es un país de inmigrantes; en nuestra oficina el 80% de la plantilla lo es.

Dejando de lado los temas políticos, me gustaría que me hablara un poco sobre la función de los RH en Estados Unidos. Por ejemplo, se promueve más la conciliación de la vida laboral y personal que en España?

Sí, pero no para que se implementen medidas de conciliación muy específicas y espectaculares, sino porque la propia cultura es diferente a la europea y, especialmente, a la española. O sea, en EEUU esto de hacer jornadas maratonianas porque sí no existe, los horarios de oficina también son bastante flexibles, y se fomenta mucho el teletrabajo.

Y qué me dice de las soft skills: se tienen más en cuenta que en España? ¿Cuáles son las más valoradas?

El emprendimiento, la toma de decisiones o la apertura al cambio son soft skills que se buscan siempre en los procesos de selección en EE.UU. Aquí los candidatos y candidatas se preparan mucho todo lo que tiene que ver con contar y «vender» lo que han hecho a lo largo de su vida y lo dicen sin que el entrevistador tenga que preguntar. Es muy diferente a como alguien afronta una entrevista de trabajo en España o en Francia, donde venderse demasiado asocia a ser prepotente.

Por último, qué aspecto de la cultura laboral estadounidense le ha costado más de acostumbrarse?

Lo más complicado de entender y de interiorizar es todo el tema de seguros y de coberturas sanitarias. En los EE.UU., contrariamente a lo que ocurre en Europa, desde el punto de vista de los RR.HH. es una parte muy importante que se debe gestionar.

 

Publicado en el número 42 de la revista Aedipe Catalunya.

 

Compartir en:
FacebookTwitterLinkedInGoogle GmailOutlook.comGoogle+MeneamePrintFriendly

Dejar comentario

*

Empresas Asociadas Aedipe Catalunya
Banner Nos hacemos de Aedipe Catalunya
Informació Aedipe Catalunya