Entrevista a Eulalia Devesa Jaumot, Directora de Responsabilidad Social Corporativa de ISS Iberia y Directora de la Fundación “Una sonrisa más”

Entrevista a Eulalia Devesa Jaumot, Directora de Responsabilidad Social Corporativa de ISS Iberia y Directora de la Fundación “Una sonrisa más”

 

ISS España promueve una activa política de responsabilidad social tanto con sus trabajadores como en su actividad profesional. La compañía cuenta en su plantilla con más de 1.400 personas en riesgo de exclusión social y con más de 2.500 inmigrantes procedentes de 87 países. Además, ISS España dispone de un plan de igualdad (el 26% de sus directivos son mujeres) así como un protocolo preventivo contra la violencia de género y de ayuda a la víctima junto con los sindicatos CCOO y UGT, siendo la primera compañía de su sector en España en contar con ello. Para todos estos colectivos, la empresa desarrolla acciones para atender sus necesidades básicas y prepararlos para su inserción o reinserción laboral. ISS España cubre todo el territorio y cuenta con más de 35.000 empleados.

 

La influencia de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en la Gestión de Personas: buenas prácticas.

Las estrategias de responsabilidad social y de capital humano de una empresa pueden aportar mayor valor a sus empleados y a la sociedad si van de la mano. Los pasados días 19 y 20 de septiembre tuvieron lugar unos encuentros organizados por el Instituto de Innovación Social de ESADE e ISS Iberia para dar a conocer las principales conclusiones de su informe “La influencia de la RSE en la gestión de personas: buenas prácticas”, en el que se analizan los aprendizajes y los nuevos retos que se desprenden de las sinergias entre la RSE y la gestión de personas a través del estudio de diferentes casos prácticos.

Cuéntenos cómo fueron sus comienzos en ISS Iberia.

Me incorporé ya hace 15 años en el área comercial y marketing, hoy comunicación, donde estuve alrededor de 7 años. Desde allí pasé al departamento de proyectos y hoy, desde hace casi 3 años, soy directora del área de Responsabilidad Social Empresarial de ISS Iberia.

¿Desde cuándo y por qué motivo se decidió implantar en su empresa la RSE?

Yo diría que no fue una implantación consciente. La RSE ha formado parte de ISS desde los orígenes de la empresa de una forma natural y cultural. No por imposición sino por el liderazgo de las personas que están gestionando la compañía. Se creó una cultura de responsabilidad en todas las áreas, a nivel transversal. Sí que es cierto que los valores empresariales de responsabilidad, de honestidad, de iniciativa y de calidad han sido la base, pero no porque dijéramos “vamos a hacer cosas en RSE”. Ha sido al revés: se hicieron cosas que luego hemos clasificado dentro de la RSE porque hemos visto que esas acciones van más allá de la ley y son temas de RSE. La responsabilidad, al final, está en cada uno de nosotros.

¿Qué significa en la actualidad para ISS Iberia la RSE ?

LA RSE para nosotros es ir más allá de la ley a nivel ético, social, económico y medioambiental. Nosotros, lógicamente, como nos dedicamos a servicios y los servicios los hacen las personas, la parte social tiene muchísimo más peso porque nuestra obligación es acompañar a las personas a lo largo de su vida laboral para que sean empleables. Pero también es cierto que la parte medioambiental también es una parte importante en nuestra empresa, al igual que lo son la parte ética y económica, que nos permite ser sostenibles.

¿Cuáles son los principales beneficios de implementar la RSE en la empresa?

Al final aportas valor en muchos ámbitos aunque, probablemente, al princpio no éramos muy conscientes. Es un círculo virtuoso: cuando haces las cosas bien con tus personas, que son las que realizan los servicios, esto se traduce en un mayor compromiso, en un mayor sentido de pertenencia, mayor motivación…. Y, lógicamente, se traduce en el servicio que estas personas están realizando. Al final, si el cliente está contento, los beneficios económicos también son mayores. Por eso, decimos que los beneficios de la RSE son muy amplios en toda la cadena de valor.

¿Supone alguna inversión económica en su empresa llevar a cabo la responsabilidad social corporativa y sobre qué porcentaje económico nos movemos?

La RSE es la obligación de cada uno y esto no es cuestión de poner dinero sino de que cada uno, en su área, en su ámbito de influencia, sea responsable con lo que hace. Ahí no estamos hablando para nada del dinero. El hacer las cosas bien a lo mejor también resulta un poco más caro. Si queremos formar a las personas hay que invertir en formación. A veces se trata de una inversión en tiempo. No podría decir una cantidad económica porque ni siquiera lo tenemos cuantificado pero sí que se intenta hacer las cosas bien desde el sentido común, desde la coherencia, desde el respeto… Y eso, económicamente, no es valorable. Un director mío decía “muchas veces la responsabilidad la buscamos fuera cuando está dentro”. Pues bien, este es nuestro caso. Muchas personas hacen cosas que van más allá de lo que deberían hacer. Como ejemplo te contaré que una trabajadora nuestra que es encargada tiene una persona con otras capacidades trabajando en un centro de limpieza. Ella, sin que nadie le hubiera dicho nada, por iniciativa propia, ideó el mejor método para que esta persona pudiera hacer su trabajo sin olvidarse, ya que tiene un problema que hace que se le olviden las cosas. Esto es justamente lo que promovemos. Promovemos que las personas encuentren sentido en el trabajo que hacen. Los servicios, en general, tienen poco reconocimiento de la sociedad porque muchas veces parecen invisibles y queremos que estas personas encuentren sentido a lo que están haciendo para motivarles y empoderarles y que puedan seguir creciendo profesionalmente y personalmente.

¿Cuál es el perfil del empleado que busca ISS? ¿Cómo son sus procesos de selección?

Los procesos de selección son diferentes pues nos hemos digitalizado. Cualquier persona que quiera buscar un empleo en ISS puede enviar su CV en función de sus capacidades técnicas y de sus intenciones. La ventaja es que genera más oportunidades de empleo que con los sistemas tradicionales que a veces eran en una única zona o un ámbito determinado. Ahora es mucho más transparente y accesible a cualquier persona que quiera postular por un puesto de trabajo. Sí que hay un mapa de competencias en función de los puestos de trabajo a cubrir. Otra cosa que nos parece importante en este proceso es que haya paridad sexual de entrevistadores y de candidatos en los diferentes puestos demandados. También utilizamos plataformas de búsqueda de empleo que se utilizan mucho y para las que hemos establecido un protocolo de selección importante con varios entrevistadores para que no esté sesgada la selección.

Hablando de paridad e igualdad, ISS Iberia fue pionera en vuestro sector a la hora de contar con un plan de igualdad así como un protocolo preventivo contra la violencia de género…

Efectivamente, hace ya varios años que contamos con estos protocolos. Hay que tener en cuenta que en nuestra empresa, sobre todo en la parte de limpieza, tenemos un colectivo en el que tradicionalmente ha habido muchísimas mujeres. Poner en marcha este protocolo junto con el Ministerio y darle visibilidad cada año en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre, ha ayudado a gestionar de una manera regulada, con un protocolo interno importante, estos casos buscando soluciones junto con los servicios sociales.

¿Qué le diría a un trabajador de pyme o autónomo para que empezara a aplicar la RSE en su empresa? ¿A través de qué actividades las PYMEs la pueden practicar?

El 98% de las empresas españolas tienen menos de 40 empleados. Esta es la realidad que existe y hay que tener claro que para aplicar la RSE no importa que la empresa sea grande o pequeña. Se trata de que las compañías, independientemente de su tamaño y del dinero del que dispongan, tengan una estrategia que puedan implementar. La clave del éxito, para mi, es que esa estrategia de RSE esté alineada con la estrategia de la organización, que tenga sentido. Por ejemplo, nuestra actividad siempre circula alrededor de la persona y muy centrada en el empleo. A veces hacemos cosas más sociales pero siempre lo unimos al empleo porque es lo que sabemos hacer. Ni patrocinamos una guardería ni ayudamos en temas médicos. Le hemos dado un sentido dentro de nuestra actividad porque creemos que es mejor hacer pocas cosas pero bien hechas porque el camino no es ni corto ni largo. Hay que mirar a medio plazo y a corto ir corrigiendo. Cada organización tiene que elegir una acción de RSE en base al impacto que tenga esa acción en su compañía. Otra recomendación es que muchas empresas podríamos hacer muchas más cosas si compartiéramos más nuestras buenas prácticas entre nosotras.

¿Cuándo y cómo surge la creación de la Fundación “Una sonrisa más”?

La Fundación fue promovida por ISS pero es la Fundación de los empleados. Surgió en el año 2007. En aquel entonces teníamos un 14% de personas de otros países y nuestras personas nos explicaban que muchos de ellos habían tenido que dejarlo todo para venir a trabajar a España a labrarse un futuro y se les ocurrió a ellos la idea de que si los empleados de ISS aportaban los céntimos voluntarios de la nómina, podríamos hacer algo para ayudar a otras personas. Se implicaron en el patronato CCOO y UGT y así se puso en marcha la Fundación, impulsado por ISS en colaboración con nuestros principales representantes legales de los trabajadores. Fuimos explicando a nuestras personas que si de forma voluntaria aportaban los céntimos de la nómina, la Fundación lo que haría es aportar el 100% de estas cantidades (porque la Fundación no tiene gastos y es muy sencilla en su funcionamiento) y se destinaría al empleo digno en países en vías de desarrollo. Principalmente los proyectos se realizan en los países de origen de las personas que tenemos trabajando en la empresa (Ecuador, Marruecos, Colombia…). Siempre va vinculado al empleo digno. Cada año se elige un proyecto y se hace la donación para el mismo, siempre vinculado al empleo digno.

¿Cómo comunicáis a vuestros/as trabajadores/as las distintas políticas que lleváis a cabo, teniendo en cuenta el gran número de empleados y la diversidad de los puestos de trabajo?

Es obligación de los líderes de equipo el explicar a su gente las distintas acciones llevadas a cabo por ISS. Esta es la forma más directa e importante de comunicación en cualquier organización. Si conoces algo, lo tienes que trasmitir, si estás en contacto con los equipos. Luego, de forma más institucional, existen varias formas de comunicación interna: boletines de interés general para empleados, revista en papel que se envía a los domicilios de los empleados, y también a través de los Comités de Empresa. Una cosa es explicar y otra que la otra persona lo entienda y esté receptiva para abrirlo y leerlo. Intentamos utilizar canales muy sencillos, multicanal porque ahora también están las Redes Sociales, pero sí es cierto que los correos cada vez se leen menos y tenemos que dosificar porque a veces tenemos cosas importantes que comunicar que nos interesa mucho que reciban y no queremos que nos baje el índice de apertura de correos así que tenemos que ser muy conscientes todos que no se trata de apabullar a la gente con información sino de dosificarla y facilitar, verdaderamente, que se conozca lo importante. Por ejemplo, existe un programa de becas de carácter económico muy interesante para los hijos, hermanos o nietos de los trabajadores que van por primera vez a la Universidad y me interesa mucho que la gente lo conozca porque es una beca de 2.000 € para los mejores estudiantes que van a la Universidad. En esto pongo mucho el foco y estudio muy bien con el departamento de comunicación cómo lo mandamos porque es importante que la información llegue a nuestra gente y puedan aprovecharse de esta mejora económica que es un valor diferencial para las personas que están trabajando en la compañía.

Una cosa muy importante respecto de las distintas acciones que se planteen en las organizaciones es que hay que ser muy coherente. No hay línea divisoria entre lo que haces y lo que dices. Tenemos que trabajar con las premisas de la autencidiad, coherencia, credibilidad, transparencia, respeto y consistencia en el tiempo porque detrás de la RSE hay muchas familias. Actualmente ISS tiene 35.000 empleados y eso es una gran responsabilidad.

Por ejemplo, hace un par de años se realizó un proyecto de la Fundación en India. Cuatro personas visitaron el proyecto pero cada directivo se pagó lo suyo de su bolsillo. Cuando tú estás apretando en el negocio para llegar a los números, no puedes luego gastar dinero en un viaje. Así que dijimos “quien quiera ir, que se lo pague”. Cada uno se lo pagó de su bolsillo y si no, no vas y no pasa nada. Pero a esto me refiero con la coherencia. Las cosas tienen que ser justas para las partes.

¿Qué medidas tomaría usted para difundir más la RSE? ¿Los códigos de ética son herramientas muy útiles en estos días?

La ética es imprescindible en cualquier organización. Tener una forma ética de trabajar que se puede traducir en códigos, manuales, políticas… ayuda. Ayuda a una organización pequeña y a una grande. Ayuda a nivel interno para crear ese marco en el que las personas puedan encontrarse pero también externo para saber con quién te relacionas porque conoces las reglas del juego. Para mi, la ética no es negociable.

Es mejor hacer y luego explicar lo que se ha hecho que explicar lo que se quiere hacer y luego no hacer nada.

Esta ética debe impulsarte a ir más allá de la Ley. La ley está para cumplirla pero la Responsabilidad es algo más, es hacer más allá de lo que se exige a nivel ético, social, medioambiental y económico.

 

Publicado en el número 38 de la revista Dirigir Personas.

 

Compartir en:
FacebookTwitterLinkedInGoogle GmailOutlook.comGoogle+MeneamePrintFriendly

Dejar comentario

*

Empresas Asociadas Aedipe Catalunya
Banner Nos hacemos de Aedipe Catalunya
Informació Aedipe Catalunya