Ventajas y beneficios de implementar la terapia psicológica

Ventajas y beneficios de implementar la terapia psicológica

 

En los últimos años, ha hábido un aumento en el número de empleados que buscan ayuda terapéutica para afrontar problemas relacionados con el trabajo. Este aumento se ha visto reflejado en el incremento de las bajas laborales debido a problemas de salud mental, convirtiéndose en una preocupación para muchas empresas.

Como resultado, muchas de ellas han tomado medidas, como la incorporación de medidas relacionadas con la salud mental, para prevenir y abordar estos problemas. El papel del psicólogo en el ámbito laboral se ha vuelto cada vez más importante en las empresas, logrando mejorar el bienestar físico y emocional de quienes trabajan.

Principales razones por las que los empleados solicitan ayuda psicológica

Existe una gran variedad de razones tanto personales como profesionales por la que los empleados pueden acudir a un psicólogo. Entre las causas más comunes, podemos mencionar el estrés, los conflictos interpersonales, los problemas de comunicación, la desmotivación, la ansiedad y el acoso laboral.

A continuación, profundizaremos en las tres razones más comunes por la que los empleados suelen necesitar ayuda profesional.

Estrés o burnout

El estrés cuyo origen se sitúa en el ámbito laboral puede ser desencadenado por la presión, las demandas y la sobrecarga de trabajo, generando síntomas tanto físicos como emocionales. Entre sus diferentes formas, el estrés se manifiesta en forma de dolores de cabeza, fatiga, ansiedad, irritabilidad y dificultad para conciliar el sueño. Es importante que las personas que sufren de estrés reciban acompañamiento para adquirir las herramientas que les permitan manejarlo sin que ello impacte sobre su bienestar y calidad de vida.

Ansiedad en el trabajo

Se trata de un problema cada vez más común en el que la tensión y la preocupación excesiva relacionada con el Trabajo puede desencadenar en problemas físicos y mentales. Algunas de las maneras en que puede manifestarse la ansiedad incluyen el dolor de cabeza, los problemas digestivos, la fatiga, irritabilidad y problemas para conciliar el sueño.

Mobbing o acoso laboral

El acoso laboral es una forma de violencia en el lugar de trabajo que puede presentarse de manera verbal, física o psicológica, y puede tener un gran impacto en la salud mental y emocional de la persona afectada. El acoso puede ser una causa importante de ansiedad y estrés en el trabajo, que termina por afectar a las diferentes áreas de la vida de los profesionales. Por lo tanto, desde un punto de vista de afrontamiento individual, es importante que las persones que lo sufren puedan tener las herramientas para afrontar esta situación. Asimismo, resulta importante que desde la empresa se pongan en marcha herramientas de detección e intervención temprana.

Beneficios la terapia psicología en empleados: cuida su salud mental

Teniendo en cuenta las posibles consecuencias que los problemas de salud mental pueden tener tanto para el bienestar del empleado, como para la propia empresa, resulta fundamental que estas cuiden tanto la integridad física como mental de sus empleados para que puedan tener un mejor rendimiento en su trabajo. La inclusión de terapia psicológica como parte del cuidado de los empleados ha demostrado múltiples beneficios tanto para las empresas como para los trabajadores.

Reducir la tasa de absentismo laboral

La salud es la base fundamental de otros muchos indicadores que resultan importantes en el trabajo. Así, el apoyo psicológico en el ámbito laboral puede dar a los empleados las herramientas necesarias para manejar el estrés y la ansiedad logrando su bienestar y mejorando su rendimiento en el trabajo. Todo ello redunda en una disminución de las tasas de absentismo relacionadas con los problemas de salud mental.

Disminuir el número de bajas laborales

Aprender a manejar el estrés y la ansiedad permite prevenir la aparición de enfermedades y lesiones, tanto físicas como mentales, reduciendo así las bajas que estas provocan.

Reducir el estrés en los empleados

Al aprender a manejar el estrés, los empleados pueden mejorar su bienestar mental y físico, siendo más efectivos en su trabajo. Esto es posible mediante la incorporación de técnicas como la relajación, habilidades para resolución de problemas y ejercicios de mindfulness, entre muchas otras. Si bien, desde el acompañamiento psicológico se puede individualizar las estrategias para adaptarlas a cada persona y su situación, lo que redunda en un mejor resultado y un mayor aprendizaje.

Fomentar espacios de Trabajo proactivos y en equipo

El apoyo psicológico puede desarrollar herramientas efectivas de comunicación y de resolución de conflictos logrando un ámbito laboral más amable y productivo.

Saber afrontar la ansiedad y el estrés laboral

Mediante la enseñanza de técnicas para el manejo de las emociones, se puede lograr que los empleados afronten estos sentimientos de una mejor manera. Los profesionales de la salud mental pueden brindar herramientas para el establecimiento de límites, de tiempos y el manejo de las expectativas laborales, logrando mejorar el bienestar de los empleados y de su rendimiento.

Mejorar la autoestima y el estado de ánimo de los trabajadores

Los empleados pueden encontrar un apoyo emocional, donde podrán identificar determinados patrones de pensamiento que pueden resultar disfuncionales, y que, en muchas ocasiones pueden llegar a afectan su autoestima y estado de ánimo.

Mejorar de rendimiento y productividad laboral.

Al lograr mejorar el bienestar mental que muchas veces afecta a los empleados, el apoyo psicológico, logra mejorar no solamente el ambiente laboral sino la productividad de todo el equipo.

Formas y ejemplos de fomentar de bienestar organizacional

Hay diversas formas de mejorar el bienestar de los empleados y lograr un incremento en sus rendimientos, entre ellas se puede sugerir incorporar algunas de las siguientes medidas:

– Formar y sensibilizar sobre la importancia del cuidado del bienestar y la salud.
– Ofrecer programas de bienestar.
– Promover estilos de vida saludables dentro de la organización.
– Poner recursos a disposición de los empleados, como los programas de Apoyo al Empleado, que permiten una atención individualizada.

 

Publicado en el número 50 de la revista Dirigir Personas.

 

 

 

 

Compartir en:

Dejar comentario

*